Descubre la importancia de las hormas para los zapatos

La horma, es el objeto que se utiliza para diseñar y dar forma a los zapatos, todos los zapatos se construyen con la forma de una horma, de esta forma se consiguen las mismas dimensiones en todos zapatos fabricados con la misma horma. Por ello, cuando vamos a comprarnos unos buenos zapatos, es recomendable buscar unos que se hayan hecho con una horma que sea similar a la forma de nuestro pie, para que los zapatos sean más cómodos de llevar y evitar molestias. También podemos encargarnos unos zapatos a medida, donde el zapatero hará una horma de madera con las medidas exactas de nuestros pies y después construirá los zapatos con las mismas, de forma que los zapatos nos encajarán perfectamente. O, incluso, puedes ver las zapatillas que hemos creado en Hussars con horma ancha para poder ir cómodo y elegante a la vez.

Pero la horma no solo es importante durante la fabricación de los zapatos, es también fundamental durante la vida útil del calzado. Cuando nos quitamos los zapatos que hemos llevado todo el día, es imprescindible guardarlos con sus correspondientes hormas.

¿Qué tipo de hormas? ¿Son mejores las hormas de madera?

Aunque puedas pensar que con comprar una horma es suficiente, no sirve cualquiera, las mejores son las hormas de madera, especialmente las de cedro, ya que tienen una gran capacidad de absorción de la humedad y neutralizan los olores. No como las hormas de plástico que no absorben la humedad y son más endebles, o las hormas que aun siendo de madera utilizan un gran muelle para unir la pala con el tacón, dejando, la parte media y final del zapato sin protección. Estas son las hormas habituales que se encuentran en Ikea y no son nada recomendables. 

3 muestras de hormas de madera para fabricar zapatos

Las hormas tienen que tener el cuerpo completo de madera y adaptarse bien a la forma del zapato, para que mantenga su forma original, evitando la aparición de arrugas. Para que haga su función correctamente la horma tiene que ser del mismo tamaño que el zapato, y ejercer cierta presión. Si la horma es más grande podría deformarlo y si es más pequeña no ejercería suficiente presión para mantenerlo sin arrugas. Y aunque la horma sea del tamaño adecuado, hay que fijarse que el talón no sea más ancho que el del zapato, porque podría deformarlo con el paso del tiempo, como puede verse en la foto, con los zapatos Vass.

Generalmente cualquier horma estándar servirá, siempre que no sea más ancha que los zapatos, aunque para zapatos más especiales y caros, podemos utilizar las hormas originales de la propia marca, que tendrán una forma más parecida, llegando a todos los rincones y conservándolos mejor. Por ejemplo, las hormas de Vass que venían incluidas con los zapatos tienen una forma muy parecida a la forma de los mismos y yo considero que son las mejores para ellos.

horma de madera para zapatos clásicos hechos a mano

Aunque las hormas originales no siempre merecen la pena, primero porque pero suelen ser caras (60-90 €), y segundo porque aunque se adapten ligeramente mejor a los zapatos, no dejan de ser unas hormas estándar, las marcas venden una única horma para todos sus zapatos, por lo tanto, si queremos ahorrarnos algo de dinero podemos comprar packs de hormas estándar de otras marcas para todos nuestros zapatos.

¿Donde comprar hormas para zapatos?

Yo he comprado hormas de diferentes marcas y estoy bastante satisfecho con todas, si se necesitan una o dos hormas lo mejor es comprarlas en amazon que se pueden encontrar a buen precio como estas, pero si se quieren más hormas lo mejor es hacerse con unas cuantas a un mejor precio por unidad con un pack de Bexley.

Nada más sacar unas hormas de cedro de la caja, lo que más llama la atención es su olor a madera de cedro rojo, que es un olor muy agradable, una vez que las hormas están en uso este olor impregnará los zapatos y neutralizará cualquier otro olor, debido a la a evaporación de aceites esenciales que se desprenden del cedro. Además esta esencia ahuyenta a las polillas por su intenso olor.

Las hormas tienen pernos ajustables, por eso se las conocen también como pernitos, que tienen la finalidad de ajustarse a los zapatos y facilitarnos su introducción.

Antes de comprar unas hormas hay que comprobar cómo tallan y asegurarnos, si hay que encargarlas en la misma talla o en una inferior del calzado en la que queremos usarlas. Por ejemplo las de Bexley, hay que comprarlas en nuestra talla habitual.

Las hormas y el calzado mojado

En los días de lluvia o en caso de que se nos hayan mojado los zapatos, estos se deberán secar con un trapo suave y seguidamente hay que introducirles sus hormas. A pesar de que no se vea agua, es muy probable que la humedad haya penetrado en la piel de los zapatos.

Al mojarse, la piel de los zapatos es más propensa a deformarse y para evitar la humedad haga estragos en los zapatos, hay que dejarlos secar de forma natural. Nunca se deberá secarlos cerca de una fuente de calor directa porque terminará endureciendo los zapatos y acortando la vida natural de la piel.

Igualmente, usar hormas de plástico o materiales sintéticos como las que se suelen encontrar en Ikea o sitios similares, pueden hacer más mal que bien en condiciones de humedad. Si has hecho una inversión en comprar unos zapatos buenos, puedes arruinarla si no les dedicas el cuidado que requieren. Por ello, lo ideal sería comprar unas hormas de madera para poder poder garantizarte una vida útil mucho más larga. 

Si quieres dar un cuidado exquisito a tus zapatos, en este vídeo te dejo 5 trucos para que te duren mucho más tiempo.