La Polera, un básico para el verano

Una polera es la mezcla entre un polo y una camisa, pero es más elegante que un polo y menos formal que un camisa. Es una prenda muy versátil ideal para el verano.

La polera se caracteriza por tener solo media tapeta que se extiende hasta el pecho con 3 o 4 botones. Tiene un cuello camisero, que puede ser un cuello italiano o de botones, o incluso un cuello mao. Está confeccionada con tejido de camisería, generalmente es un tejido fino de algodón o lino. Y si es de manga larga también tiene un puño camisero.

Sus orígenes

Aunque puede parecer que la polera es un invento actual, realmente es la predecesora de la actual camisa abotonada que conocemos hoy en día. A principios del siglo XIX, la camisa no tenía botones y se ponía por encima de la cabeza. Además era considerada como ropa interior que nunca debía mostrarse en público. Hasta que Beau Brummell popularizó entre sus círculos de influencia la camisa de lino blanca con voluminosas mangas, como una prenda de prestigio. Pero, en el año 1871, el fabricante de camisas londinense Brown, Davies & Co. registró el diseño de la primera camisa de botones, que se abrochaba entera, y la camisa sin botones siguió siendo una camisa interior y fue sustituyéndose poco a poco por la camisa de botones.

Tenemos que remontarnos hasta los años 60, para ver la aparición de la polera como la conocemos hoy. Gant diseñó una camisa de manga corta que no se abrochaba hasta el final, muchos afirman que este diseño fue la primera polera moderna, aunque yo lo dudo, porque en Italia en 1962 se fotografió a Gianni Agnelli llevando una polera que le había confeccionado su sastre. De lo que no hay duda es que durante la década de 1960 la polera tuvo relevancia, fue adoptada por la Ivy League, y varias personalidades como John F. Kennedy y Miles Davis, vestían poleras.

La polera ha ido reapareciendo a lo largo de los años, desde Bob Dylan, Steve Mcqueen, Bernard-Henri Lévy, hasta Mick Jagger han sido vistos llevando poleras.

Como dato curioso, en inglés fue bautizada como popover porque para ponersela hay que pop-it-over your head. Mientras que en español para la palabra polera, no he encontrado información al respecto, pero parece que es una combinación entre polo y camisa playera.

Cómo llevar la polera

Empezando por el tejido, este tiene que ser especialmente fresco y fino, que al ponerlo a la luz sea casi transparente. Yo prefiero las que son de 100% lino, muy transpirable y agradable para el verano, aunque también se pueden encontrar en algodón e incluso de tejido denim. El principal problema con las poleras es que el tejido no es muy flexible, a diferencia de los polos que están fabricados con tejido de punto que es más elástico.

Por lo tanto, la polera se lleva ligeramente holgada, no se puede llevar igual de ajustada que una camisa, porque además hay que tener en cuenta que no se puede desabrochar hasta el final para quitarsela. Para que sea más fácil de quitar y poner es necesario que sea algo holgada. Si quieres puedes hacer la prueba con una camisa de vestir que te quede ajustada, prueba a desabrochar solo 3 botones superiores e intenta quitartela.

Además tiene que ser más corta que una camisa de vestir normal, porque la polera se viste tanto por fuera como por dentro de los pantalones. Si se lleva por dentro de los pantalones, será más formal e incluso se puede poner por encima una chaqueta veraniega o una sahariana. Hay que tener en cuenta que al llevarla por dentro, inevitablemente hará algo de bolsa en la cintura.

Combínala como quieras

Dado que es una prenda casual o «smart casual» para que me entiendan los modernos 😉 , estamos hablando de una prenda muy versátil que puede combinarse con muchas prendas diferentes, y la formalidad de la misma se determina segun su tejido y en base a las prendas con las que se combine.

Estilo formal

Si la polera está hecha de tejido popelín de algodón de color liso o de rayas finas, entonces tiene casi la mism formalidad que la camisa sobre todo si se lleva por dentro del pantalon. Por lo tanto, se puede combinar desde con un traje veraniego, hasta con una combinación de pantalones y chaqueta de lino, o solamente con unos pantalones de vestir. Obviamente aunque sea un conjunto más formal no se puede llevar corbata con la polera.

Se puede rematar el conjunto con cualquier calzado veraniego, como unos mocasines (loafer, tassel o penny) o unos zapatos de ante.

Estilo informal

Tendrá un carácter más informal si el tejido es de lino o denim. Y quedará mejor si se lleva por fuera del pantalón. Entonces se puede combinar desde con unos pantalones cortos o un bañador con unas alpargatas hasta con unos chinos o unos vaqueros con unas sneakers o unos mocasines.

Es ideal para ir a la playa con estilo o para ir a tomar una copa en un chiringuito o en una terraza en una tarde de verano. sobre todo para ir a tomar algo, despues

Calidad y acabados

La calidad de la polera se evalúa igual que la calidad de una camisa. Lo más importante es el tejido, si quieres una polera para muchos años, el lino es un tejido más resistente que el algodón, yo tengo dos poleras de lino que están como nuevas a pesar de tener unos 4 años.

En cuanto a la construcción, si se busca una polera normal, cualquier polera que no tenga costuras sueltas o irregulares, dará buen resultado. Pero si se busca un acabado más fino, se puede pedir de todo, desde ojales hechos a mano, botones de nácar, hasta el bajo enrollado a mano. Igual que para una camisa, todas las operaciones para su confección se pueden hacer a mano. Aunque este tipo de acabados son poco habituales en las poleras que se venden ya fabricadas, siendo más habituales en las poleras a medida.

Conclusiones

La versatilidad de la polera hace que sea la camisa perfecta para cualquier evento veraniego, desde para ir a la playa, hasta para vestirla en la oficina en un caluroso día de julio. Es una alternativa más formal que una guayabera, pero a la vez manteniendo la misma esencia de relajación y espíritu veraniego cuando se lleva de forma más desenfadada.

Otros Artículos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *